Miriam Aguilar, primera adulta con FQ que preside la Asociación Castellano Leonesa Contra la Fibrosis Quística

La Asociación Castellano Leonesa ha renovado su Junta Directiva en la Asamblea celebrada el pasado 10 de marzo en Aldeamayor de San Martín (Valladolid), en la que Miriam Aguilar se convirtió en la primera adulta con FQ que preside esta organización desde su fundación

Toma el relevo en el cargo de Luis Ángel Labajo, quien se despidió con el aplauso y reconocimiento de la Asamblea después de tantos años dedicado a la lucha contra la FQ y a la gestión de la asociación.

El equipo formado por Miriam Aguilar contará con Víctor Villaverde como vicepresidente, Carlos Nieto en el cargo de tesorero y Aida Acitores en la secretaría. Carlos Alberto de Castro, Catherini Pérez, Silvia Potente y Montse Andrés estarán al frente de cuatro vocalías, una más que en la Junta Directiva anterior. «Empezamos en Castilla y León con una etapa muy ilusionante para la FQ, estamos cerca de la aprobación a nivel nacional de nuevos medicamentos que harán nuestra vida más fácil y cada vez se está investigando más acerca de nuevos tratamientos. Hemos creado una Junta Directiva fresca, renovada y con muchas ganas de trabajar», comenta la nueva presidenta. «Estoy segura de que entre todos haremos grande esta asociación, con más servicios y apoyo para todos los socios».

Entre los objetivos marcados por el nuevo equipo destaca el impulso de un Plan Estratégico, la ampliación de servicios a los socios, el fomento de la participación o la atención a nuevos diagnósticos. Asimismo, trabajarán por alcanzar retos como un justo reconocimiento del grado de discapacidad entre las provincias de Castilla y León, la atención a niños con FQ en el ámbito escolar o el acceso a los nuevos medicamentos, entre otros.

Miriam Aguilar, de 37 años y afectada de Fibrosis Quística, asegura que la enfermedad le ha enseñado «a luchar mucho para conseguir metas complicadas, como por ejemplo ser madre, ya que tengo una hija de 5 años».  El deporte y los tratamientos marcan su día a día, pues tiene claro «que no debo salirme del rumbo marcado para estar siempre lo mejor posible».

La nueva presidenta asegura que su propia familia le ha inculcado «desde siempre la lucha desde la asociación, todos juntos», ya que sus padres formaron parte de la Junta Directiva cuando ella era niña, en un momento en el que se alcanzaron logros como la gratuidad de los medicamentos, por ejemplo. «Creo que ha llegado el momento de que los adultos asumamos ese papel y luchemos por mantener ese legado y por conseguir dar más visibilidad a la FQ».

«Empezamos en Castilla y León con una etapa muy ilusionante para la FQ. Estamos cerca de la aprobación a nivel nacional de nuevos medicamentos que harán nuestra vida más fácil, y cada vez se está investigando más acerca de nuevos tratamientos. Hemos creado una Junta Directiva fresca, renovada y con muchas ganas de trabajar. Estoy segura de que entre todos haremos grande esta asociación, con más servicios y apoyo para todos los socios», ha asegurado la presidenta.

La nueva Junta Directiva agradece al equipo anterior su implicación y entrega a la Asociación durante tantos años, especialmente a Luis Ángel Labajo, Rocío Blanco y Carmen Ispierto, presidente, vicepresidenta y tesorera respectivamente, sin cuyo esfuerzo la asociación no hubiera podido dar servicio a los 89 afectados que atiende de manera directa en toda la Comunidad.